Habilita a un extranjero mayor de dieciséis años a entrar en España para residir y realizar una actividad laboral o profesional por cuenta ajena.
A los 3 formularios de  Solicitud de Visado: debidamente cumplimentados y firmados, deberán acompañarse los siguientes documentos:

  • Copia de la autorización de residencia y trabajo notificada al empleador o empresario (lo tiene que tramitar la empresa contratante en España con anterioridad a la presentación de solicitud de visado).
  • Pasaporte  con una vigencia mínima de cuatro meses  en vigor.
  • 2 fotografías a color con el fondo en blanco (tamaño pasaporte).
  • Certificado de antecedentes penales, o documento equivalente, en el caso de solicitante mayor de edad penal, que debe ser expedido por las autoridades del país de origen o del país  o países en que haya residido durante los últimos cinco años y en el que no deben constar condenas por delitos existentes en el ordenamiento español apostillado o si es de un país no firmante del “Convenio de La Haya” legalizado..
  • Certificado médico, donde se mencione que no padece enfermedades contagiosas, drogadicción o enfermedad mental.
  • Pago tasa.

Los interesado deben presentar originales y dos copias de los requisitos anteriormente citados.
En el supuesto de concesión del visado, el extranjero deberá recogerlo personalmente en el plazo de un mes desde su notificación. De no recogerse en dicho plazo, se entenderá que el interesado ha renunciado al visado concedido y se archivará el expediente.
El visado será sólo válido para España pero  podrá transitar un máximo de cinco días por el territorio de los Estados Schengen.
Una vez recogido el visado, el extranjero deberá entrar en España en el plazo de vigencia del mismo y una vez efectuada la entrada, la cual deberá constar obligatoriamente en el pasaporte o título de viaje, deberá solicitar personalmente en el plazo de un mes la tarjeta de residencia.
A partir de la entrada en España el titular podrá comenzar su actividad laboral y afiliarse a la seguridad social en los términos establecidos en la normativa de aplicación.