Deben obtenerlo todos los extranjeros que no sean ciudadanos de la Unión Europea y estando sometidos a la exigencia de visados para cruzar las fronteras exteriores de  la UE  soliciten  residir en España con el ciudadano español o ciudadano de la Unión Europea, incluyendo Noruega, Islandia, Liechtenstein o Suiza,  con quien mantengan uno de los vínculos familiares señalados a continuación:

  1. Su cónyuge, siempre que no se encuentre separado de derecho.
  2. Sus hijos o los de su cónyuge, menores de 21 años o incapacitados, que no se encuentren casados.
  3. Los menores de 21 años o incapaces cuando el residente extranjero sea su representante legal.
  4. Sus ascendientes o los de su cónyuge, cuando esté a su cargo y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar su residencia en España.

Los ciudadanos americanos y el resto de las nacionalidades que de acuerdo con dicha lista no precisan visado deberán solicitar la tarjeta de residencia a su llegada a España.
Los nacionales de países sometidos a la exigencia de visado, deberán presentar los siguientes requisitos:

  • 3 formularios de Solicitud de Visado:  y un formulario de solicitud complementaria: debidamente cumplimentados y firmados.
  • Pasaporte en vigor por una vigencia mínima de cuatro meses.
  • 3 fotografías a color con el fondo en blanco (tamaño pasaporte).
  • Documento que acredite el vínculo familiar.
  • Libro de Familia o Certificado de nacimiento o matrimonio apostillado o si es de un país no firmante del “Convenio de La Haya” legalizado.
  • Si son descendientes mayores de 21 años, o ascendientes, documentación que acredite que viven a expensas del familiar que da derecho al régimen comunitario.
  • Copia del pasaporte del ciudadano con el que se va a reagrupar.
  • Empadronamiento de la persona que reside en España.

Los interesados deben presentar originales y 2 copias de los requisitos anteriormente citados.
En el supuesto de concesión de visado, el extranjero deberá recogerlo en un plazo de dos meses desde su notificación, personalmente, en caso de no efectuar la recogida en el plazo mencionado, se entenderá que el interesado ha renunciado al visado concedido y se archivará el expediente.
El visado será válido para todos los estados Schengen.
La validez de la etiqueta será de una sola entrada y será válida por tres meses. Una vez recogido el visado, el extranjero deberá entrar en España en el plazo de vigencia del mismo y una vez efectuada la entrada deberá solicitar personalmente en el plazo de un mes la tarjeta de residencia.
El titular de un visado de estancia expedido en régimen comunitario, puede realizar cualquier actividad laboral por cuenta ajena o propia, en las mismas condiciones que los españoles.